Inicio / Bebés / Bebés seis meses, desarrollo

Bebés seis meses, desarrollo

Bebés seis meses

Hola, soy tu bebé y he cumplido ya los seis meses. Cada día que pasa descubro cosas nuevas a mí alrededor y alucino con lo que puedo llegar a hacer día a día. Hoy os desvelo lo que los bebés seis meses podemos conseguir.

Me encanta que me sientes, aunque no aguanto solo en esta postura mucho rato es la que más me gusta. Cuando me canso de estar sentado no dudo en tirarme, y me hace mucha gracia cuando me sujetas al vuelo. Boca abajo levanto mi cabeza apoyándome sobre mis antebrazos y si me muestras algo que me gusta trataré de sujetarlo. No me desplazo, pero no te fíes porque reptando como las serpientes puede que llegue a donde quiero.

Los bebés 6 meses ya tomamos los objetos con nuestras manitas, los pasamos de una a otra mientras los observamos con atención. Lo examinamos, nos los llevamos a la boca, lo agitamos fuertemente y cuando nos aburrimos de él lo tiramos, nos gusta verlos caer, es emocionante a la vez que muy divertido, y al mismo tiempo aprendemos el concepto de causa y efecto.

Aun soy muy peque para saber si seré diestro o zurdo, para ello tendréis que esperar hasta que cumpla los 2 o tres años.

Me doy la vuelta perfectamente, bien de arriba abajo, de abajo a arriba, o en ambas direcciones. Tenéis que tener mucho cuidado conmigo porque soy muy rápido y en cuestión de segundos ya no estoy donde me dejaste. Son los bebés de seis meses los que presentan más caídas por este motivo.

Me encanta que me digan cosas cuando voy por la calle, y si no se fijan en mi no me preocupa, ya me encargo yo con mis ruiditos de llamar la atención de los viandantes. No me gustan los extraños, peros si se acercan a mí con una sonrisa en la boca me tienen ganado.

Me encanta estar con mamá, ya detecto que es lo que le gusta y qué no, cuando está contenta conmigo y cuando no le gusta lo que hago. Soy capaz de llamar su atención enseguida, y consigo todo lo que quiero de ella. Nadie me comprende como tú.

Relato, relato y relato, me encanta relatar: da – da- da, gue-gue-gue, vamos que puedo llegar a dar un mitin si me lo propongo. No solo me encanta escuchar mi voz, sino cuando tú me respondes e integras en mi conversación. Cuando repites lo que digo me derrites, entonces comprendo que estamos en la misma onda.

Cuando no quieras que llore para que me cojas, debes pasar a mi lado sigilosamente ya que ya veo perfectamente y mi oído es más perfectivo, logrando ubicar el origen del ruido sin ninguna dificultad.

Exploro el mundo que me rodea usando para ello todos mis sentidos. Escucho, observo, toco y huelo… es increíble todo lo que me rodea, hay tantas cosas nuevas en ese mundo que estoy descubriendo.

Me encantan los juguetes de diferentes colores, textura, formas y peso… muñecos de peluches con campanitas dentro, objetos con pelos, pelotas de goma blanda… son algunos de los que más me gustan, no obstante me aburro también pronto de ellos.

Ahora ya estoy preparado para que comiences a leerme cuentos, disfruto escuchándote mientras veo los dibujos, no te enfades si durante todo tu relato trato de quitarte el libro y comérmelo. Aunque creas que no me entero esto fortalecerá mi sociabilidad y comunicación futura.

Mi dieta, al igual que mi mundo, se abre a la diversidad. Ahora ya como papillas saladas al medio día y meriendo papilla de frutas. Las primeras me suelen gustar más que las segundas, no sé por qué será.

Sobre Gema García

Deja una respuesta

Tu eMail no será publicado.Los campos requeridos están marcados *

*

Ir arriba