Inicio / Bebés / Etapas del embarazo: Semana 26 de embarazo

Etapas del embarazo: Semana 26 de embarazo

Semana 26 de embarazo

Ya vamos a alcanzar en breve la recta final de nuestro, embarazo, entremos en el tercer trimestre del mismo y ahora viene lo más duro, es cuando nuestro pequeño comienza a crecer de forma exagerada, preparándose así para el mundo. En este ir y venir por las etapas del embarazo, hoy vamos a centrarnos en la semana 26 de embarazo.

Ahora, la red de nervios de las orejas de nuestro bebé se ha desarrollado mucho más, por lo que es más sensible que antes. Es probable que ya pueda oírte, a ti, a tu pareja, vuestras charlas… respondiendo más a estos estímulos y sonidos de fuera. De la misma manera, ahora respiran de vez en cuando un poquito de líquido amniótico, para practicar las primeras bocanadas de aire que tomará cuando nazca.

Como decíamos, ahora está un poco más gordito, pesa un poco menos de un kilo, y mide unos 35.5 centímetros desde la cabecita hasta los talones. No obstante de aquí hasta que nazca su peso se triplicará, acumulando grasas muy rápidamente. Nuestro peque necesita la grasa para poder ajustarse a la temperatura más fría que hay fuera. Además, la grasa que acumule ahora le servirá también como fuente de energía y calorías en sus primeros días de vida. Recordemos que los recién nacidos, especialmente los que son amamantados, suelen perder peso las primeras semanas después de nacer.

Por otro lado, los cambios que experimentaremos en nuestro cuerpo durante la semana 26 de embarazo, son entre otros, la subida de nuestra presión sanguínea, llegando casi hasta el nivel que tenía antes de quedar embarazada. A modo informativo os diremos, que aunque suele aparecer en el último trimestre y únicamente se da en un 3 a 7 por ciento de todos los embarazos, la preeclampsia es una enfermedad muy peligrosa tanto para el bebe como para nosotras.

Los síntomas de la preeclampsia son una súbita hinchazón en las manos y la cara, un repentino aumento de peso causado por la retención de agua, visión borrosa, ver puntos frente a los ojos, dolores de cabeza repentinos o persistentes o dolor en la parte superior del cuerpo. No obstante no os alarméis, vuestro médico sabrá si tienes esta enfermedad ya que en las visitas prenatales comprobarán tu presión así como si hay proteínas en tu orina. No obstante, si tuvieras algunos de los síntomas anteriormente citados, sería conveniente que llamaras al doctor, ya que la identificación temprana de la preeclampsia es especial para tu salud y la de tu bebé.

¿Tienes otros síntomas diferente a estos?

Sobre Gema García

Deja una respuesta

Tu eMail no será publicado.Los campos requeridos están marcados *

*

Ir arriba