Inicio / Bebés / Gases en bebes, cómo combatirlos

Gases en bebes, cómo combatirlos

Gases en bebes

Una de las cosas que los padres tememos más a medida que se va acercando la fecha de nacimiento de nuestro hijo es que éste pueda sufrir una vez haya nacido cólico del lactante o también gases. En ambos casos nuestro pequeño estará muy molesto, molestia que traducirá en constante llanto. Hoy hablaremos sobre los gases en bebes.

Si nuestro pequeño retoño sufre exceso de gases, estaría bien conocer la causa. Puede ser porque no le estemos dando bien el biberón o el pecho, aunque con este último es más difícil coger gases. Quizás, si le damos el pecho, estemos comiendo y bebiendo alimentos propensos a los gases como son determinadas bebidas con gases, o alimentos como las legumbres, frituras, edulcorantes, lácteos…

En cualquiera de los casos, si nuestro bebé sufre de gases tendremos que tomar ciertas medidas para tratar de reducirlos y sobre todo acciones dirigidas a calmar esas molestias.

Nuestro pequeño puede que debido a los gases llore desconsoladamente y se retuerza de dolor. Se ponga colorado y comience a moverse y subir sus piernecitas. Cuando lo veáis así, algo que le calma mucho es que le ayudéis suavemente a subir las piernas, que sus rodillas den en su pechito, le ayudará a peerse, y aliviará.

Otra forma de calmar el dolor y malestar de nuestro pequeño, es sujetarle su barriguita ejerciendo un poquito de presión y dándole al mismo tiempo calor. Si esto no funciona, o de manera complementaria también, podemos darle masajes con las dos manos en su barriguita, prescindiendo para éstos del pañal, y en sentido de las agujas del reloj. Otra opción es ponerlo boba abajo, apoyada su barriguita en nuestra mano, y mecerlo así.

Todas estas propuestas sirven solo para aliviar a nuestro pequeño, no para remediar su mal. Para evitar que coja más gases de lo normal debemos como decíamos darle correctamente de mamar, o bien el biberón. Entre toma y toma debemos quitar el aire de nuestro pequeño, y si tiene muchos gases será conveniente hacerlo durante las tomas, a mitad de las mismas y una vez finalizadas. Para ello podemos cogerlo y darle suaves golpecitos en su espalda, aunque también funciona muy bien el sentarlo sobre nuestras rodillas y echar hacia delante su cuerpito.

Si no vemos ninguna mejora en nuestro bebé y queremos quedarnos más tranquilos, podemos llevarlo al pediatra. En realidad al ser tan pequeños, estos facultativos evitaran mandarle nada. Si por el contrario os recetan algún medicamento, debéis tener en cuenta que no tiene porque irle bien.

En mi caso particular, desesperada por ver a mi pequeña retorcerse de dolor a todas horas, le di lo que me mandaron y fue mucho peor. Por ello opte por darle unas hiervas naturales de hinojo y anís, las cuales son vendidas en farmacias y se les pueden suministrar a los pequeños. No obstante, como era tan chiquitina me daba nos sé que darle nada, así es que como mi pequeña tomaba el pecho, comencé a tomármelas yo aunque no sufriera de gases, y oye, se ve que se las pasaba a través de la leche que la niña dejo de tener esas molestias.

Ante todo, optéis por la solución que optéis, debéis primero consultar con vuestro pediatra y con el farmacéutico, nunca administréis nada a vuestros pequeños sin hacerlo.

Consigáis o no encontrar una solución a los gases en bebes, tended claro que sobre el cuarto mes nuestros hijos empiezan a madurar su estomaguito y desaparecerán sus gases, lo que no quita que nos horrorice ver como nuestro retoño sufre retorciéndose de dolor.

Sobre Gema García

1 comentario

Deja una respuesta

Tu eMail no será publicado.Los campos requeridos están marcados *

*

Ir arriba